Primera entrega que completaremos en sucesivos “post”.

Algunas veces comentamos las ventajas de apostar por una actividad como el buzoneo en campañas publicitarias y para ello partimos de la base de que no hay acción de publicidad que garantice de manera absoluta el éxito. Como cualquier otra acción de marketing, el buzoneo, tiene sus claves para obtener estupendos resultados y un retorno a la inversión realizada más que aceptable.

En no pocas ocasiones damos por sentado que lanzarnos a la calle con unos folletos bajo el brazo y “llenar” los buzones del barrio como “si no hubiera un mañana”, es suficiente para asegurar el éxito de nuestra actividad. Pero nada más lejos de la realidad.

Como todo tipo de actuación de marketing o publicitaria, una vez que apostamos por el buzoneo como “canal de venta”, debemos tener en cuenta unos principios básicos para planificar nuestra actividad y apostar por su éxito,  conscientes de la  existencia y confluencia de varias claves que pueden resumirse –y destacamos- en la siguiente frase:

Si hay buzoneo es que existe un producto o servicio cuyas excelencias vamos a destacar en un folleto (u otro formato) destinado a un público concreto, residente en un área geográfica específica, al que pretendemos llegar a través del reparto por personal especializado, en un ámbito temporal previamente definido.

Los destacados en negrita, representan los aspectos esenciales sobre los que vamos a preparar nuestra planificación:

  1. Previo: análisis de costes (presupuesto) y definición de objetivos (retorno). Cuánto vamos a invertir y qué retorno podemos tener –estimación cuantificada-.
  2. Conocimiento del producto y/o servicios que vamos a “vender”. Resumir ventajas del producto y/ o servicios, destacar puntos fuertes frente a otros similares de la competencia.
  3. Proceso creativo del soporte a “buzonear”. Ponerse siempre en manos de profesionales… no tiene por qué ser muy gravoso.
  4. Definición del público objetivo y prioritario al que vamos a dirigirnos. Establecer claramente el tipo de público que nos interesa. Esto determinará, también, la producción de material y los días dedicados al buzoneo.
  5. Determinar la zona de reparto. Ámbito geográfico.
  6. Elegir las fechas (días) más adecuadas para realizar la acción. Este es un dato clave, para ofertar estacionales, ligadas a eventos concretos, rebajas, etc….

En primer lugar deberemos pensar en el proceso creativo y de diseño del folleto u otro formato. Para eso recurriremos a un mensaje claro, sencillo y directo y, por lo tanto, evitaremos el exceso de texto; también usaremos mensajes positivos y atractivos que utilicen palabras de impacto como  gratis, descuento, promoción, regalo,…

En cuanto al diseño, debe ser lo más “limpio” posible y evitar el abuso de fondos y de tipografías variadas.

…/…sigue en próximo post…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies